UNEX: “Líderes en la exportación de café salvadoreño”.

La Unión Nacional de Exportadores (UNEX) es la mayor exportadora de café en El Salvador. Cada año envía un promedio de 100,000 sacos del grano de oro al extranjero, siendo sus principales socios comerciales Estados Unidos, Japón, Alemania e Italia.

UNEX acopia café en uva o pergamino de alrededor de 4,500 productores salvadoreños de las cuatro zonas del país y lo transforma en grano de oro, de lo cual exporta 150,000 quintales tanto de  cafés convencionales como especiales a varios países del mundo.

La exportadora posee dos beneficios: Montealegre localizado en San Sebastián Salitrillo en Chalchuapa, Santa Ana, donde se procesa todo el café de occidente y la zona central del país; y el beneficio Oromontique, situado en Santiago de María, Usulután,  donde trabajan el café de oriente y la zona paracentral.

“Somos una empresa agroindustrial, financiera  y comercial, esto último en el sentido de que atendemos productores y les damos servicios como financiamiento, asistencia técnica agrícola, compra y venta de insumos, entre otros servicios”, explicó el  licenciado Juan Francisco de Sola, Gerente General de la exportadora.

“Nuestra misión es satisfacer la demanda de mercado, tenemos clientes importantísimos para cafés convencionales genéricos y también cafés especiales”, explicó el señor de Sola.

UNEX fue fundada en 1992, cuando la exportadora de café de H. de Sola se fusiona con otras cinco exportadoras de renombre en el país.  Con 124 colaboradores directos y al menos 150 más en temporada de corta, UNEX es parte de distintas inversiones del Grupo de Sola, un conglomerado que se dedica a varios rubros económicos y que en 2021 cumplirá 125 años de fundación.

La historia de Grupo de Sola se remonta a don Herbert de Sola, un ciudadano de Curazao que llegó a Panamá a trabajar en la construcción del Canal, y donde conoció a su futura esposa doña Miriam Maduro, con quien emigraría a El Salvador a finales de los 1800 para emprender.

Su bisnieto Juan Francisco de Sola cuenta que la pareja instaló una pequeña tienda de conveniencia en el corazón del centro capitalino  a la que llamaron “A La Ville de Paris” (La Villa de París).

Poco a poco don Herbert se fue involucrando primero en el negocio de la agricultura y luego en el de la agroindustria  y formó la agroexportadora H. de Sola, que luego de muchos años se convirtió en la exportadora de café más grande del país.  Hoy por hoy, UNEX continúa ese liderazgo en el acopio, transformación y exportación de café Salvadoreño.

El “Mowgli” del café

Juan Francisco de Sola, el Gerente General de UNEX es un apasionado de la caficultura, es capaz de brindar una clase magistral sobre el tema.

Además de consumir cuatro tazas al día y ser el presidente de la Asociación de Beneficiadores y Exportadores de Café, ABECAFE, su rostro ya es conocido porque desde años impulsa una lucha para que se reactive la caficultura y se renueve el parque cafetero.

Él habla con vehemencia a quien quiera escucharlo sobre lo valioso del cultivo tanto para la economía como para proteger los ecosistemas, principalmente los mantos acuíferos.

Su oficina huele a café, está rodeado del grano de oro en fotos, bolsas de las variedades que la exportadora ofrece y además describe al café salvadoreño como “espectacular”.

El empresario recuerda su involucramiento en la industria, hace ya 17 años, como la llegada de un niño a un parque de diversiones. Sin embargo, no siempre fue así. Desde pequeño oyó del cultivo y asegura que le pareció un tema aburrido y que además estresaba a la familia.

“Yo no quería involucrarme, lo había asociado como algo que generaba problemas , porque cuando me estaba graduando del colegio fue la primera crisis de precios, cuando la economía cafetera colapsó, yo recuerdo cómo estaba mi papá ese día, la empresa quebró”, rememora.

El empresario se graduó en Estados Unidos de Economía y regresó para trabajar en la compañía de telecomunicaciones más grande del país, entrar UNEX no estaba en sus planes.

Y para explicar el reto que significó para él llegar a ese mundo desconocido, usa la analogía de la película El Libro de la Selva de Disney. “A Mowgli  (el personaje principal de la película)  lo agarraron los osos y lo convirtieron de humano a un hombre de la selva. A mí me agarró la gerente comercial, el agrónomo, el financiero, todos, y me convirtieron en un hombre de café”, contó divertido.

Hoy asegura que todo lo que sabe lo aprendió de quienes tomaban las decisiones clave de la compañía, pero también en las fincas, con pequeños productores.

“Sin querer queriendo me enamoré de este negocio, de ir a ver a los productores a sus fincas, me enamoré de ir al beneficio, de  ver los procesos,  la recepción del café, el proceso de despulpar, lavar, secar, almacenar, trillar, clasificar y exportar el café. Me encantó establecer las relaciones comerciales que hicimos afuera, buscar mercados, luego me empecé a involucrar más en la gremial (ABECAFE) y me di cuenta de la importancia de tener un sector unido y productivo”, resumió.

En 2016 lo promovieron a gerente general y ahora no se ve en ninguna otra parte, aunque reconoce que su empresa y la caficultura misma tienen muchos desafíos que vencer.

“A nivel del sector tenemos el desafío de reactivar la caficultura y eso lo que significa es generar una sostenibilidad para toda la cadena. Eso implica que tenemos que encontrar una solución financiera, tenemos que encontrar una solución técnico agrícola, una solución regulatoria y una comercial”, detalló.

El Gerente General de UNEX asegura que la caficultura es valiosa para un país como el nuestro y puede reactivarse en la medida en que sea un cultivo sostenible y todo el sector trabaje  unidopor una política que beneficie a toda la cadena productiva.

Para el empresario, El Salvador cuenta con un café de calidad, que puede competir en mercados internacionales, pero necesita mayores incentivos y apoyo.

Respecto a UNEX el principal reto es digitalizarse como compañía. “Queremos llegar al productor de forma digital, este es un negocio de relaciones con el productor, los compradores y tostadores, tenemos que convertir el negocio en algo más digital y eficiente y a eso le vamos a apostar en el corto plazo”, puntualizó.