ECONOMÍA DECRECERÁ UN 20 %

Según el Informe Económico del primer semestre 2020 de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), la economía nacional decrecerá entre el 10 % y el 20% al cierre de 2020 por efecto de la pandemia, según estadísticas del Banco Central de Reserva.

La economía salvadoreña no crecerá sobre todo por efecto directo de la pandemia de Covid-19, aunque le llega un viento de alivio con el incremento de las remesas enviadas por los compatriotas en el exterior, las que, según datos del Banco Central de Reserva (BCR), se estima que superarán los $5,000 millones al final de este año.

De hecho la misma Cepal ha dicho que el crecimiento económico de El Salvador fue -8.6 para julio, los cual nos coloca a la zaga de otros países de la región centroamericana, incluso de Nicaragua, que experimenta un crecimiento de 14% en la pandemia, tasas de crecimiento bastante sanas.

Waldo Jiménez, Gerente de Asuntos Económicos de ANEP, analiza que hasta agosto la economía nacional ha disminuido en un 33 % mientras que el déficit fiscal se ha cuadriplicado hasta junio y las exportaciones habían caído en un 26% según registros hasta julio.

Las restricciones impuestas por el gobierno que ha mantenido a la ciudadanía bajo encierro total por casi cinco meses ha derivado en una escasa movilidad de los ciudadanos a sus lugares de trabajo formales o a otras actividades económicas. Según datos de Google y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID),en agosto, esa movilidad se vio reducida en un 45 % a 55 %. Ese ha sido uno de los factores que tienen su impacto en ese decrecimiento de la economía.

La gran esperanza de recuperarse un poco está en la reapertura de la actividad económica, la cual está programada para el próximo 24 de agosto. El sector privado está listo para reactivar los puestos de trabajo y la productividad y está preparado con su Protocolo Voluntario de Reactivación Económica https://www.anep.org.sv/anep_prot/ para contener el contagio de coronavirus en los lugares de trabajo. Con ello se detendría la caída de los empleos formales, los que a la luz de los datos oficiales que reporta el ISSS hasta agosto, superan ya los 80,000 durante la pandemia.

Además las distintas gremiales que integran  ANEP  trabajan en propuestas para “resucitar” la economía y que serán dadas a conocer.

 

La buena noticia

 

Lo positivo en medio de estos tiempos de crisis sanitaria y económica, ha sido el incremento en el envío de remesas, un segmento en el que también se había registrado una caída significativa del 40 % en abril con respecto a ese mismo mes de 2019.

Pero en junio y julio se experimentó un alza, sobre todo en julio donde se registró $553 millones, un 14 % más que ese mes pero de 2019.

Hay que destacar que las remesas sostienen en gran parte nuestra economía, por lo que resulta un hecho positivo el que los salvadoreños restablezcan ese apoyo una vez va aminorando el impacto de la pandemia.

Según Waldo Jiménez, esto puede deberse a que los salvadoreños han accedido a ayuda del gobierno estadounidense o se debe a la recuperación de los estados en que residen. Partiendo del comportamiento de las remesas entre marzo a julio que  reporta BCR, ANEP considera que a diciembre se puede cerrar con un ingreso de $5,276 millones y una reducción de $373 millones si se compara con el año 2019.

Presentación completa PDF

Informe_Econ_Julio2020